Mal de Ojo en Niños Pequeños

Los niños, son vulnerables ante el mal de ojo. Este, es un evento negativo que afecta a las personas y genera una serie de síntomas que vuelven las cosas más difíciles.

Aprende cómo curar el mal de ojo en niños y cuáles son los amuletos con los que se puede prevenir.

Síntomas del mal de ojo en niños

Mal de ojo en niños

El mal de ojo en los niños, se manifiesta con síntomas como el miedo, el llanto sin razón, la diarrea, la dificultad para dormir y el poco tiempo que lo hacen cuando concilian el sueño.

Los síntomas del mal de ojo en los niños, se pueden confundir con los de algunas enfermedades y es importante que los lleves al médico antes de averiguar si se trata de un mal de ojo. Si el médico descarta cualquier enfermedad, entonces puedes empezar a buscar otra razón.

El mal de ojo, es una mala energía que se les pega a las personas a través de la mirada de otras. Esta fuerza negativa, se transmite de mediante la mirada y puede deberse a la envidia, el rencor u a otros sentimientos negativos.

El mal de ojo, puede echarse sin la necesidad de ser consciente de él, pero también puede hacerse estándolo.

Sin embargo, una persona que no sea consciente de que le está echando mal de ojo a otra, lanza una energía más fuerte que aquella que provoca una que lo haya hecho con intención.

Los sentimientos negativos, se deben alejar, para que evites ser el causante del mal de ojo de otra persona.

¿Cómo les afecta?

El mal de ojo, además de los síntomas que causa, hace que los niños no puedan continuar con sus actividades de manera normal, lo que les impide jugar, estudiar y aprender con tranquilidad.

Esto es una de las cosas que más puede molestarlos, pues los síntomas son similares a los de algunas enfermedades, así que se comporta casi igual a ellas.

Quitar mal de ojo en niños

Quitar mal de ojo en niños

Para quitar el mal de ojo, suelen utilizarse los rituales, que necesitan una serie de materiales y acciones específicos.

Si quieres conocer cómo quitarle el mal de ojo a un niño con un huevo, tienes que saber que es algo muy sencillo de hacer y solo vas a necesitar un huevo de gallina, un vaso transparente y un poco de agua.

Toma el huevo de gallina y pásalo por el cuerpo del niño. Empieza desde arriba y baja. También tienes que limpiar sus manos y sus pies. Luego, llena el vaso con agua y rompe la cáscara de huevo, tienes que echar el huevo crudo en el vaso.

Lo que sigue es leer el huevo y eso quiere decir que tendrás que ver la forma que este adquiere cuando está en el vaso. Puede verse de distintas maneras, pero si notas que toma la forma de un ojo, entonces se trataba de un mal de ojo. A esto se le denomina limpia con huevo y copa, y es algo muy común en muchas regiones.

Quitar el mal de ojo, no tiene que ser un procedimiento difícil, existen muchos rituales sencillos que no toman mucho tiempo.

Lectura recomendada: Cómo quitar el mal de ojo en bebés

Amuletos para el mal de ojo en niños

Cuando te preguntas cómo quitarle el mal de ojo a un niño, seguramente te cuestionas cómo prevenirlo. En ese caso, puedes pensar en un amuleto, como una solución.

Puedes hacer un amuleto con la semilla conocida como ojo de venado y colgarla cerca de su cuna o su cuarto. Esta semilla, es de tamaño considerable y las personas la usan mucho porque puede ser eficaz contra la envidia y esta última, es uno de los sentimientos que generan el mal de ojo.

También, existen piedras que absorben malas energías y puedes ponérselas a tu hijo como si fueran accesorios, como collares, anillos o pulseras. Algunos dijes, también son conocidos como amuletos para proteger a los niños contra el mal de ojo y uno de los más conocidos, es el del ojo turco.

El ojo turco, es una pieza que se suele elaborar en vidrio, pero también se consigue en otros materiales. Este, es una piedra para el mal de ojo o un talismán, que se ha utilizado desde hace mucho tiempo y puede encontrarse en varios colores.

Cada color tiene un significado, y se relaciona con buenos aspectos del ser humano, como la esperanza, la bondad y la fuerza. El más común, es el ojo turco azul, pero también se puede utilizar una pulsera que combine varios ojos de diferente color.

Uno de los amuletos más empleados, es la pulsera roja y es muy común que los padres les coloquen una a sus hijos. El mal de ojo y las malas energías, no afectan al niño que tenga la pulsera.

Para que un niño tenga un amuleto de pulsera roja, es necesario que se haga un ritual. Para la pulsera, se necesita una cinta de color rojo que tiene que estar hecha de lana o de seda. Durante este ritual, una persona tiene que atar la cinta roja en la muñeca izquierda del niño o en el tobillo izquierdo.

Esa persona, debe apreciar realmente al niño y puede ser uno de sus padres. La pulsera se ata con un nudo y luego se hacen 6 nudos adicionales para que en total, este amuleto tenga 7 nudos.

Con los niños, se tiene que tener mucho cuidado, ya que los dijes el ojo de venado y los ojos turcos, pueden ser tragados por error y causar accidentes, por lo que debes estar muy pendiente de ellos.

También puedes optar por ponerlos en la cuna o en la cama.

Es importante que les enseñes a los niños, que el mal de ojo no les va a afectar si son fuertes y no le tienen miedo.

El mal de ojo, genera muchos síntomas que hacen que las personas se sientan mal y en los niños, es causante de esas señales que puedes confundir con una enfermedad. Con estos amuletos y rituales, el mal de ojo dejará de afectarlos y podrán estar mucho mejor, volviendo a sus actividades habituales sin que te preocupen las malas energías.

Lectura recomendada: Oración para combatir el mal de ojo