Mal de Ojo en Bebés

El mal de ojo, es uno de los causantes de los síntomas de malestar en los bebés. Aprende cómo curar el mal de ojo en los bebés y a qué se debe este evento.

Síntomas del mal de ojo en bebés

Mal de ojo en bebes

Los síntomas del mal de ojo en bebés, incluyen vómitos, llantos, alergias en la piel, miedo, fiebre y falta de apetito.

El mal de ojo en los bebés, hace que el vómito sea frecuente y también que el niño tenga diarrea y no duerma bien, pues se despierta repentinamente y permanece dormido por poco tiempo. En cuanto a los llantos, no sabrás con facilidad qué los está ocasionando, porque no presenta una causa específica, como reflujos o cólicos.

Estos síntomas pueden variar, pero tienes que tener en cuenta que se parecen mucho a los de algunas enfermedades. Así que, si tu bebé presenta estas señales, lo primero que debes hacer es llevarlo a un médico antes de pensar en mal de ojo, una vez que el especialista haga los chequeos y diga que todo está bien, puedes tomar otras acciones.

El mal de ojo, es denominado por muchos, un fenómeno social, que es causado por la mala mirada de una persona que tiene sentimientos negativos y malos deseos, hacia otros.

El mal de ojo, puede darse de manera consciente o de manera inconsciente. También existe el caso de aquellos que tienen una ligera idea de lo que están haciendo, pero no son completamente conocedores de la situación. A esto se le conoce como mal de ojo semi-inconsciente.

Estos casos y los efectos que tienen en la gente, hacen que las consecuencias del mal de ojo, sean más fuertes en algunas personas y más suaves en otras.

Lectura recomendada: Mal de ojo y aceite

¿Cómo les afecta?

Se dice que los bebés y los niños pequeños son los que más padecen las consecuencias del mal de ojo, a causa de que no tienen tanto tiempo de vida, lo que hace que no sean tan conscientes de muchas cosas.

Esto puede generar una debilidad, que los hace un blanco más fácil para el mal de ojo, si se los compara con los adultos. Debido a esto, tienes que estar pendiente de lo que les ocurre y fijarte si su salud cambia.

El mal de ojo, afecta a los bebés por los molestos síntomas que genera. El llanto, la fiebre y las demás señales, pueden hacer que este se sienta mal y no disfrute de las cosas que normalmente hace.

Los bebés, suelen jugar mucho y cuando presentan los síntomas del mal de ojo, la alegría, el entusiasmo y la energía que tienen, puede mermar, haciendo que se encuentren más inactivos de lo usual, pero con llanto.

Además, causa que los padres se preocupen, porque no saben con exactitud qué le ocurre a su hijo. Siendo así, el mal de ojo tiene consecuencias que afectan a toda la familia y es necesario que busques una manera de hacer que este fenómeno, se vaya de una vez.

La mala energía que genera el mal de ojo, no es para nada agradable y puede que te estés preguntando cómo fue que tu bebé adquirió el mal de ojo, las respuestas, pueden dártelas las visitas que has tenido, los lugares que has frecuentado o las cartas del tarot.

El mal de ojo en los recién nacidos, puede deberse a que estos reciben muchas visitas en esos primeros días. Una gran cantidad de personas los quieren ver y es ahí cuando alguna, puede tener una mala mirada inconsciente que afecta al nuevo habitante del mundo.

Lectura recomendada: ¿Existe realmente el mal de ojo?

Quitar el mal de ojo en bebés

Quitar mal de ojo

Es necesaria una solución al mal de ojo en bebés. Hay muchas maneras de cuidarlos y hacer que esta mala energía, sea neutralizada.

Si te preguntas como como quitarle el mal de ojo a un bebé, tienes que saber que los rituales, son una de las formas de hacerlo. Normalmente, se hacen con ingredientes como, por ejemplo, el huevo y la sal.

Para que el mal del ojo se disuelva, tienes que poner un poco de sal en la palma de tu mano y encerrarla en un puño. Luego pasa el puño con sal alrededor de la cabeza del bebé tres veces, en el sentido de las agujas del reloj y tres veces en el sentido contrario. Después, disuelve la sal en tu palma y estará listo.

También, tienes que saber cómo quitar el mal de ojo a un bebé con un huevo. Toma un huevo y pásalo por el cuerpo del bebé, hacia abajo, también por las manos y los pies. Una vez que hayas hecho esto, llena un vaso con agua y rompe la cáscara del huevo.

Pon el huevo en el agua y ve la forma que toma, si es la de un ojo, las molestias se deben al mal de ojo. A este proceso se le denomina limpia con huevo y es muy común en varios países.

Lectura recomendada: Echar un mal de ojo

Amuletos para el mal de ojo en recién nacidos

Para proteger a los bebés del mal de ojo, puedes utilizar los amuletos que tienen esta finalidad. Será una solución sencilla para este problema, que puedes hacer tú mismo en casa, en cualquier momento.

También, puedes comprar los amuletos y tenerlos hechos, lo que te hará ahorrar tiempo. La compra de un amuleto contra el mal de ojo en bebés, se puede hacer por Internet.

Estos amuletos, funcionan como una protección contra el mal de ojo. El más utilizado, es la cinta roja o pulsera roja, que suele colocarse en el tobillo izquierdo del bebé y uno de los padres o una persona que de verdad aprecie al bebé, la ata.

Existen otros amuletos, como los ojos turcos y el ojo de venado, que también se utilizan contra el mal de ojo.

Es importante que los coloques en sitios donde el bebé no pueda alcanzarlos, para que evites que se los meta a la boca y ocurran accidentes. Puedes poner un amuleto en la cuna o en el coche, también te va a funcionar.

El mal de ojo, se puede curar y evitar, solo tienes que seguir lo que estos métodos te dicen y resolverás el problema.