Cómo saber si tienes Mal de Ojo

¿Dudas si alguien te ha echado un mal de ojo? ¿Quieres saber si todavía lo tienes?

A continuación de indicamos una serie de prueba que puedes realizar en tu propia casa para comprobar si tienes mal de ojo.

¿Qué es el mal de ojo?

Que es el mal de ojo

El mal de ojo es una de las maldiciones ancestrales más conocidas y comunes, provocada por factores como la envidia, los celos, la negatividad, los malos deseos y las energías negativas.

La vista se considera el órgano más poderoso, pues con él se pueden transmitir emociones y sentimientos con facilidad. El mal de ojo, por ejemplo, se transmite de manera voluntaria o involuntaria a través de la mirada y puede hacer que una persona se enferme hasta morir.

El mal de ojo es un problema que puede afectar a personas de todas las edades, principalmente a los bebés, a los niños y a los ancianos, pues se considera que son las personas más débiles.

Existen distintos tipos y niveles del mal de ojo que dependen del tipo de energía que se transmite y la manera en la que se hace, algunos de estos tipos son:

  • Mal de ojo como envidia: es un sentimiento que se transmite en forma de pensamiento.
  • Maldiciones verbales: se generan cuando una persona expresa verbalmente algo negativo a otra y lanza de esta manera una mala energía.
  • Los conjuros: la persona que los hacen tiene plena conciencia del daño que está ocasionando y por esto es uno de los tipos de mal de ojo más graves.

Síntomas del mal de ojo

Los síntomas del mal de ojo pueden ser tanto físicos como emocionales, entre estos se encuentran:

  • Insomnio
  • Falta de apetito
  • Pérdida de memoria
  • Ansiedad
  • Inseguridad
  • Dolor de cabeza
  • Tensión en el cuello
  • Tristeza
  • Baja autoestima
  • Calambres en las piernas
  • Alucinaciones
  • Depresión
  • Pesadillas
  • Problemas sexuales

Descubre aquí más síntomas de este mal

¿Cómo saber si te han echado un mal de ojo?

Como saber si tienes mal de ojo

Una persona puede identificar si es victima del mal de ojo si presenta características, dolores y sentimientos negativos como, por ejemplo:

  • El dolor de cabeza: busca que la persona solamente piense en el dolor, obligándola a perder la capacidad de realizar cualquier actividad de la vida diaria.
  • El dolor fuerte de estómago: este dolor es provocado para debilitar a la persona hasta el punto de que no pueda ingerir ningún tipo de alimento ni bebida.
  • Alucinaciones: son ocasionadas para que la persona pierda la capacidad de saber si las cosas que ve son o no reales.
  • Depresión: la depresión es utilizada para debilitar a la persona sin que esta pueda encontrar una causa aparente de sus pensamientos negativos.
  • Pérdida del brillo en la mirada: la mirada apagada y sin vida de una persona puede ser señal de que ha sido víctima del mal de ojo.
  • La rotura de un objeto protector: si la persona lleva consigo un objeto protector, un amuleto o un talismán y este se rompe sin causa aparente, significa que la persona ha sido ojeada.

Pruebas para comprobar si tienes mal de ojo

Existen varios métodos con los cuales una persona puede reconocer si es víctima o no de esta maldición, algunos de estos son:

Quemar sal

Para realizar este ritual se debe echar alcohol en un cuenco preferiblemente de metal o barro para prenderle fuego sin cometer ningún daño; cuando arda el fuego,  la persona que cree que está ojeada coge sal, la pasa por sus manos y la tira al fuego.

Si el sonido que se presenta cuando la sal se quema es muy fuerte quiere decir que la persona tiene este mal, pero si por el contrario los sonidos son suaves significa que la persona está libre del mal de ojo.

La sal que trepa

Para llevar a cabo este método se debe utilizar un plato preferiblemente de cobre, en el cual se echa vinagre y un puño de sal gorda.

Lo único que se debe hacer es poner el plato con esta combinación debajo de la cama de la persona que sospecha tener el mal de ojo y al cabo de 3 días mirar el contenido del plato, si la sal se ha trepado por el borde de este significa que la persona efectivamente es víctima de esa maldición.

El dedo en aceite

Este ritual lo debe realizar una persona experta en este tema, mientras que la supuesta víctima repite las siguientes palabras: “pido ayuda para conocer si estoy cogida por el mal de ojo”.

Para conocer si la persona ha sido ojeada se debe mojar el dedo corazón en aceite de oliva, dejar caer al menos 3 gotas del aceite sobre un cuenco con agua y si lo que queda flotando se convierte en círculos concéntricos o las gotas se extienden quiere decir que la persona tiene mal de ojo.

Limón y azúcar

Para este ritual la persona debe cortar un limón en 4 partes y untar la pulpa con 1 cucharada de azúcar en cada parte, luego debe colocar todo esto en un plato y ponerlo debajo de la cama durante 3 noches seguidas, a la 4 noche se debe sacar el plato y mirar que ha pasado con los trozos de limón. Si estos se tornaron de color negro quiere decir que la persona fue ojeada.

Sal

poner debajo de la cama durante una noche un plato con 3 o 4 cucharas soperas de sal, al despertar mirar lo que ha pasado; si la sal se ha tornado de color rojo, está húmeda o tiene alguna forma extraña significa que la persona padece del mal de ojo.

Método del huevo

Esta prueba se debe realizar un martes o viernes. Para comprobar si la persona ha sido afectada por el mal de ojo se debe llenar con agua un vaso hasta la mitad, coger un huevo fresco y pasarlo por todo el cuerpo desde la cabeza hasta los pies; una vez hecho esto romper el huevo y verterlo en el agua; si esta se pone turbia, se hacen burbujas o si la yema adopta la forma de una cruz o de un ojo significa que la persona efectivamente es víctima de la maldición.

Agua y foto

Para realizar esta prueba se debe llenar un tarro con agua, colocar dentro una foto, cerrarlo y guardarlo en un lugar oscuro; trascurridos por lo menos 10 días descubrir la foto y si el rostro aparece borroso significa que la persona ha sido afectada por el mal de ojo.

Vaso con agua

Coger un vaso de cristal y poner agua dentro, ubicarlo en una mesa, al lado de la cama de la persona que cree ser víctima de la maldición; si a la mañana siguiente en el agua aparecen burbujas, significa que la persona se encuentra influenciada por energías negativas y si el agua se torna oscura o turbia significa que la persona es víctima del mal de ojo.

¿Cómo quitar el mal de ojo?

Quitar mal de ojo

Las creencias dotan a las personas de innumerables rituales y métodos para que los afectados por el mal de ojo puedan librarse de esta maldición, entre estos se encuentran:

Aceite, agua y tijeras:

Para este remedio es necesarios utilizar un plato sopero, aceite, agua y tijeras. El procedimiento paso a paso es:

  1. Poner las tijeras abiertas en el fondo del plato sopero con agua.
  2. Mojar con aceite el dedo anular de la mano derecha de la persona enferma.
  3. Dejar caer desde el dedo anular siete gotas de aceite sobre el agua, encima de las tijeras.
  4. Recitar una oración mientras que las gotas caen.

Resultado: si el aceite se esparce y se forman gotas pequeñas o se hunde, significa que la persona padecía el mal de ojo y que está en proceso de curación.

Agua de mar

Para realizar este remedio se deben seguir los siguientes pasos:

  1. Llenar una botella con agua de mar y destilarla con un paño blanco.
  2. Una vez destilada mezclar el agua con una pequeña cantidad de orina de vaca.
  3. Los martes, viernes y los días de luna llena y luna nueva, rociar los espacios de la casa con esta mezcla.

Huevo

Este remedio lo puede realizar la persona afectada y el paso a paso es:

  1. Acostarse en un espacio amplio.
  2. Coger el huevo y pasarlo por la cabeza, los bazos, el pecho, el abdomen, las piernas y los pies, mientras se repite la siguiente oración: “al mismo tiempo que paso el huevo por mi cuerpo vaya limpiando mi cuerpo y mi astral. Que todo el mal que recoja mi cuerpo, pase al interior de este huevo, y que vaya a aparar donde a nadie pueda dañar”.
  3. Romper el huevo en el recipiente.

Resultado: si el huevo sale normal quiere decir que el remedio fue efectivo, pero si por el contrario se presentan manchas de color negro o verde se debe repetir el proceso hasta que el huevo salga normal.

Limón y azúcar

Este remedo es muy efectivo y fácil de realizar. El paso a paso es:

  1. Partir dos limones en cuatro partes.
  2. Hacer una cruz con los limones sin que se partan.
  3. Echar tres cucharadas de azúcar morena en cada uno de los limones.
  4. Poner los limones con el azúcar en un plato.
  5. Ubicar el plato debajo de la cama de la persona afectada.
  6. A los 3 días mirar los limones.

Resultado: si los limones se tornaron de color negro significa que la persona sigue siendo víctima de la maldición, pero si los limones tienen color verde significa que la persona está curada.

Remedio con agua bendita:

Para esto se necesitará un limón agrio entero, ramos de hojas de albahaca, un huevo de gallina, pétalos de rosas, agua bendita, un recipiente y la oración del padre nuestro. El paso a paso es el siguiente:

  1. Hacer un té con los pétalos de rosa y verterlo en un recipiente con agua bendita.
  2. Bañarse con la mezcla de arriba hacia abajo y secarse bien.
  3. Coger el ramo de hojas de albahaca, el huevo y el limón y frotarlos por los hombros, la cabeza y las piernas, mientras se reza el padre nuestro.
  4. Romper el huevo en un vaso de cristal y desecharlo.

Resultado: la señal de que el procedimiento funcionó es que la persona sentirá mucho cansancio y ganas de dormir.

Sal y semillas de mostaza

Para este remedio se necesitan dos tazas de sal gorda, semillas de mostaza y una olla vieja o un recipiente de barro; para que funcione la persona afectada debe:

  1. Mezclar los dos ingredientes.
  2. Coger un puñado de la mezcla en ambas manos y realizar movimiento con las manos flexionando de dentro a fuera como si se expulsara algo.
  3. Repetir este procedimiento 10 veces.
  4. Poner el contenido de ambas manos en papeles de cocina.
  5. Introducir el papel en una olla vieja o en un recipiente de barro.
  6. Encender con un mechero los papeles.
  7. Quedarán únicamente la sal y las semillas y se deberán poner en una bolsa de basura para sacarlas cuanto antes de la casa.

Resultado: el remedio es muy efectivo y con tan solo realizarlo una vez la persona quedará curada.

Oración para el mal de ojo

Oracion para el mal de ojo

Se cree que hay una gran cantidad de oraciones para eliminar las malas energías, proteger contra los enemigos y quitar el mal de ojo; estos rezos pueden ser muy efectivos si se hacen con confianza, seguridad y fe. Dos de las oraciones más conocidas son:

“Jesús dulce nombre de Jesús, donde Jesús se nombró todo el mal se quitó, donde Jesús se ha nombrado todo el mal se ha quitado.

Santa Ana parió a maría, nuestra señora santa Isabel y san juan bautista, así como estas palabras son santas y verdaderas, permíteme señor quitar mal quebranto y espanto que en el cuerpo de (y nombras a la persona) se encuentre”.

Credo

Creo en Dios padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra, creo en Jesucristo su único hijo nuestro señor, que fue concebido por obra y gracia del espíritu santo, nació de santa maría virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilatos, fue crucificado, muerto y sepultado; descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la diestra de dios padre todopoderoso, desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos. Creo en el espíritu santo, la santa iglesia católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de los muertos y la vida eterna. Amén.

Esta oración debe repetirse 3 veces y posteriormente decir: “gloria al padre y al hijo y al espíritu santo, como era en un principio ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén”. Y este rezo se repite también tres veces.

Encuentra aquí más oraciones para eliminar el mal de ojo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *