Cómo quitar el Mal de Ojo

Eliminar el mal de ojo puede volverse una tarea complicada si no eres experto o no conoces las técnicas a emplear.

A continuación te contamos las mejores formas de quitar el mal de ojo.

¿Qué es el mal de ojo?

Que es el mal de ojo

El mal de ojo es una creencia popular en la cual una persona puede causar daño, desgracia, enfermedades e incluso provocar la muerte a otra con tan solo mirarla.

Se dice que el mal de ojo puede afectar a todas las personas, principalmente a las más débiles, es decir, a los bebés, a los niños y a los ancianos. Además, se cree que también puede perjudicar a animales, cultivos, vegetales y negocios.

La creencia popular supone que existen 3 tipos de mal de ojo, los cuales son:

  • El ojo bobo: se le atribuye este nombre debido a que la persona afectada no se da cuenta de lo que pasa a su alrededor, pues se mantiene en algo similar al limbo.
  • El ojo secador: este tipo de mal de ojo se caracteriza porque quien lo padece adelgaza en extremo.
  • El más peligroso: este tipo de mal de ojo no tiene un nombre especifico. Sin embargo, se cree que la persona que está ojeada vomita una especie de sustancia verde y si esta no es curada rápidamente puede perder la vida.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los síntomas del mal de ojo incluyen:

  • Falta de apetito
  • Alergias sin causa aparente
  • Pérdida de fuerza
  • Cansancio
  • Desánimo
  • Perdida de peso, entre otras.

Remedios eficaces para quitar el mal de ojo

Para curar el mal de ojo se recomienda ir a donde un curandero, quien por medio de rituales puede aliviar este padecimiento.

Sin embargo, existen otras formas de curar el mal de ojo en casa, entre estas se encuentran:

Aceite y Agua

Aceite y agua

Este es uno de los remedios más eficaces para limpiar el mal de ojo y consiste en verter aceite sobre un mechón de cabello de la persona que se encuentra bajo el efecto del mal de ojo y sostenerlo sobre un vaso de agua; si la persona se encuentra afectada, el aceite se mezclará con el agua; para curarla se deberá repetir varias veces este procedimiento al tiempo que se reza una oración hasta que el aceite quede flotando.

Aceite, Agua y Tijeras

Para este remedio se necesita un plato sopero con agua, aceite y unas tijeras. El procedimiento que se debe realizar es el siguiente:

Primero se deben poner las tijeras abiertas en el fondo del plato sopero con agua, luego el dedo anular de la mano derecha de la persona enferma se debe mojar con aceite y desde él se dejan caer siete gotas de aceite sobre el agua justo encima de donde se encuentran las tijeras.

Cuando las gotas van cayendo se debe recitar una oración y si el aceite se rompe en gotas pequeñas o se va al fondo del plato significa que la persona padecía el mal de ojo y que se encuentra en proceso de curación. 

Agua y Sal

Para realizar este remedio se necesita una pequeña vela blanca, dos puñados de sal fina y un cuenco con agua.

El ritual debe realizare el viernes en la noche; ese día los dos puñados de sal se arrojan al agua, se mezclan bien y posteriormente se pone la vela encendida en el agua. El cuenco se debe poner detrás de la puerta de la habitación en la que duerme la persona afectada y posteriormente se espera a que la vela se consuma completamente. Luego de esto la persona quedará curada del mal de ojo.

Huevo

Este remedio es especial para quitarse uno mismo el mal de ojo; para realizarlo la persona debe acostarse en un espacio amplio de manera tranquila y posteriormente coger el huevo y pasarlo por las piernas, el pecho, los brazos, el corazón, el estómago y por la cabeza.

Al mismo tiempo que se realiza esta acción se debe rezar: “al mismo tiempo que paso el huevo por mi cuerpo vaya limpiando mi cuerpo y mi astral. Que todo el mal que recoja mi cuerpo, pase al interior de este huevo, y que vaya a aparar donde a nadie pueda dañar”.

Una vez se haya hecho esto, el huevo deberá romperse en el recipiente; si el huevo roto es aparentemente normal se sabrá que el remedio fue efectivo, pero si por el contrario aparecen manchas negras o verdes el proceso se deberá repetir hasta que el huevo tenga una apariencia normal.

Limón y Azúcar

Limon y azucar

para realizar este ritual se debe colocar un plato y partir dos limones en cuatro partes, posteriormente se debe hacer una cruz con ellos teniendo cuidado para evitar que se despedacen.

Luego que los limones estén en forma de cruz se deben echar tres cucharadas de azúcar morena en cada uno de los limones y colocar el plato con todo esto debajo de la cama al dormir durante tres días; transcurrido este tiempo se deben mirar los limones y si estos tomaron un color negro significa que la persona es efectivamente víctima del mal de ojo, pero si por el contrario los limones toman un color verde significa que la persona está libre de este padecimiento.

Baño de Ruda

Para realizar este ritual se deben tomar algunas hojas de ruda y colocarlas en agua, dejar esta combinación durante por lo menos una noche o hervirla durante 30 minutos para que el agua absorba todas las propiedades de la planta.

Pasado este tiempo bañarse con esta agua desde la cabeza hasta los pies y no retirarla, pues con esto la persona quedará libre de las malas energías.

Cordón Umbilical

Coger el cordón umbilical de una persona del sexo contrario al de la víctima del maleficio y frotarlo con suavidad alrededor de las órbitas oculares del enfermo.

Tapar al bebé o al niño con alguna prenda de ropa sudada del padre y si se sabe quién le causo el daño, pedirle el favor de que lo cargue y así el niño quedará libre de la maldición.

Piedra Iaxhi

Coger la piedra y frotarla por todo el cuerpo desde la cabeza hasta los pies para que esta absorba el mal y una vez realizado el procedimiento tirarla para evitar futuros daños.

Sal y Semillas de mostaza

Para realizar este remedio se deben mezclar dos tazas de sal gorda y semillas de mostaza en una olla vieja o en un recipiente de barro, luego coger un puñado de la mezcla en las manos y hacer movimientos flexionando de dentro a fuera como si se expulsara algo, por al menos 10 veces.

Posteriormente se debe poner el contenido de ambas manos en varios papeles de cocina para encenderlos y lo que quede se debe botar y sacar de la casa inmediatamente.

Si la víctima es un bebé se lleva donde un “ensalmador” que reza frente al niño haciendo la señal de la santa cruz repetidas veces, durante al menos 3 sesiones.

La Cinta roja y el Ojo turco

Este remedio es muy fácil de hacer, pues solo se debe tomar la cinta roja y el amuleto del ojo turco, persignarse haciendo la señal de la Santa Cruz y repetir la siguiente oración:

“Jesús dulce nombre, donde Jesús se nombró todo el mal se quitó, donde Jesús se ha nombrado todo el mal se ha quitado. Santa Ana parió a María, Nuestra Señora Santa Isabel y San Juan Bautista, así como estas palabras son santas y verdaderas, permíteme Señor quitar mal quebranto y espanto que en el cuerpo de (nombre de la persona afectada) se encuentre”.

Luego decir el Credo 3 veces, repetir también 3 veces: “Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, como era en un principio ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén”. Y persignase al final.

Método del coco

Coco

Este ritual debe ser hecho por un profesional en el tema.

Paso 1: Oración: La persona afectada por el mal de ojo debe hacer la siguiente oración: “Oh, Maruti, que la aflicción en mí (diciendo su nombre) sea absorbida a través de la punta de este coco y que no cause daño a (diciendo el nombre de la persona que realiza el ritual).  Por favor, absorbe toda la energía negra en mí a través de la punta de este coco y destrúyela”.

Mientras tanto el profesional le debe rezar a la Deidad Maruti para evitar que las malas energías se le transmitan.

Paso 2: El ritual: La persona sobre la que se va a realizar el ritual debe sentarse en un banquito de madera, mirando al este con las rodillas flexionadas inclinadas hacia el pecho y las palmas de las manos situadas sobre las rodillas, mirando hacia arriba.

El profesional debe mientras tanto estar enfrente de la persona afectada, sosteniendo el coco en sus palmas haciendo una forma de copa y la cola del coco debe estar mirando en dirección a la persona afectada quien a su vez debe mirarla y cantar repetidamente.

El coco debe moverse en forma de círculos durante 3 veces en el sentido de la aguja del reloj, desde los pies hasta la cabeza de la persona afectada y luego el experto debe dar tres vueltas alrededor de la víctima en el sentido de las agujas del reloj.

Paso 3: Rotura del coco: una vez se concluye el ritual se procede a romper el coco en un templo de la Deidad Maruti o en algún lugar sagrado mientras se canta ‘Bajarangabali Hanuman ki jay’.

Los resultados que puede arrojar este ritual son:

  • Si el coco se vuelve pesado y se rompe en pedazos mientras que el agua de su interior salta a 1 o 2 metros de altura significa que la persona está afectada por energías negativas.
  • Si el coco no se rompe de ninguna manera, significa que la energía negativa es tan fuerte que ni siquiera la Deidad Maruti puede destruirla.
  • Si el coco sale volando incontrolablemente significa que la energía negativa que posee la persona afectada es muy fuerte.

¿Cómo quitar el mal de ojo a uno mismo?

Una persona puede quitarse a si misma el mal de ojo con remedios como el de la sal y el vinagre, el cual consiste en echar en un cubo de agua, vinagre y sal y con esto limpiar la casa desde el lugar más lejano de la puerta hasta ésta; una vez que la persona se encuentre en la puerta se debe hacer la señal de la cruz.

Luego de realizado este procedimiento es necesario que el individuo vaya a la iglesia y mientras se aplica agua bendita en la cabeza debe pronunciar las siguientes palabras: “Que la mala energía acumulada en mi cuerpo físico desaparezca”.

Otra opción para que la persona pueda quitarse el mal de ojo es olvidándose del problema, pues entre más importancia se le dé, más efectos negativos traerá.

Oración que funciona contra el mal de ojo

Oracion para el mal de ojo

Una oración bastante conocida y poderosa para eliminar el mal de ojo es:

“Padre Celestial del bien, te pido en nombre de tu Hijo Jesucristo que me ayudes y alejes de mi todo mal y las posibles envidias que los demás tengan hacia mí.

Tú sabes que cometo muchos errores, por los que pido perdón e intentare no volverlos a cometer, pero te ruego tengas misericordia de mí y me libres del mal de ojo y todas las miradas de odio que puedan haber recaído sobre mi persona, mi familia y mi casa.

Te pido con humildad que las fuerzas del bien me acompañen y cuiden de mí en mí caminar por la vida.

Tu Padre Todopoderoso estas junto a mí para protegerme, solicito tu atención y consuelo en estos difíciles momentos. Si existe algún mal contra mi tú lo puedes cortar con tu Bendición.

Amen.”

Cabe aclarar que la oración debe hacerse con mucho respeto, siendo consciente de lo que se dice y sintiendo cada una de las palabras que componen este rezo.

Te recomendamos más oraciones para el mal de ojo

¿Cómo protegerse contra el mal de ojo?

Algunas recomendaciones para protegerse contra el mal de ojo son:

  • Cargarse de energía positiva por medio de las siguientes palabras: “soy alguien afortunado por vivir este día y solo recibo cosas buenas, no me afectan las energías negativas de nadie” y agradecer a diario por poder disfrutar de la vida.
  • Utilizar amuletos.
  • Rezar a diario.

¿Cómo saber si una persona tiene mal de ojo?

Existen algunos rituales y pruebas que permiten identificar si una persona está o no siendo víctima del mal de ojo, entre estos se encuentran:

El ritual del huevo blanco de gallina fresco

Este ritual consiste en pasar el huevo por todo el cuerpo, desde la cabeza hasta los pies mientras que la persona está completamente desnuda; al mismo tiempo que se realiza esta acción se debe visualizar que la mala energía se concentra en el huevo.

Luego se debe romper el huevo y vaciar todo su contenido en un vaso con agua que no deberá volverse a utilizar, ya que tendrá concentradas muchas energías negativas.

Pasados 10 minutos la persona debe mirar el huevo; si este está completamente normal significa que la persona está libre del mal de ojo, pero si por el contrario hay burbujas, sangre o la yema toma una figura parecida a una cruz significa que la persona está siendo víctima del padecimiento. Es importante aclarar que este ritual solo se puede hacer los días martes o viernes.

Colocar debajo de la cama, antes de dormir un plato con 3 o 4 cucharadas soperas de sal, dejarlo durante toda la noche y a la mañana siguiente revisar la sal; si se encuentra de color roja, húmeda o dispersa de forma poco natural, significa que la persona está ojeada.

Prueba del vaso de agua, vinagre y sal

Esta prueba consiste en colocar debajo de la cama, durante 1 semana un vaso con agua, sal y vinagre; si pasado este tiempo la sal se encuentra esparcida por las paredes del vaso y se ha salido de él significa que la persona está siendo víctima del mal de ojo.

Quemar sal gorda:

Para este ritual se debe echar alcohol en un cuenco de metal o barro al cual se le prenderá fuego, conforme va ardiendo el cuenco, la persona supuestamente afectada por el mal de ojo cogerá sal en sus manos y la echará al fuego.

Si los chasquidos que se generan cuando la sal se quema son muy fuertes significa que la persona es víctima de esta influencia, pero si, por el contrario, los chasquidos son débiles significa no tiene mal de ojo.

En este enlace encontrarás más pruebas para saber si alguien tiene mal de ojo

¿Cómo prevenir el mal de ojo?

Prevenir el mal de ojo

Existen diversas creencias para prevenir el mal de ojo, algunas de estas son:

  • Colocarle a un recién nacido algún accesorio de color rojo o una pulsera con huyaruro.
  • Colocar cítricos como naranjas o limones en los lugares más concurridos del hogar como la sala, el comedor o el estudio; pues se cree que estos atraen las cargas de mala energía y las absorben para eliminarlas del ambiente.
  • Colocar una biblia abierta en el centro de la casa para que los malos deseos y las energías negativas se alejen del hogar.
  • Alabar las cualidades de un niño pequeño diciendo al final: “que Dios te bendiga”, para evitar que el pequeño sea ojeado.
  • Si se tiene contacto visual con un bebé es recomendable tocarle la mano o el pie para que se evite el traspaso de malas energías a través de la mirada.
  • Escupir en dirección a la persona que se cree que está mirando de forma mal intencionada a un niño o a uno mismo para devolverle esa energía negativa.
  • Evitar que los niños tengan contacto con muchas personas, ya que estos son muy propensos a ser ojeados.
  • Colgarse en el cuello una bolsita que contenga: un diente de ajo, sal, un cuarzo blanco, tierra santa y monedas doradas.

Amuletos contra el mal de ojo

Los amuletos son objetos portátiles que tienen virtudes sobrenaturales. Para evitar que una persona sea víctima del mal de ojo existen una gran cantidad de amuletos, entre los que se encuentran:

  • Hilo o cinta de color rojo: este amuleto debe ser atado alrededor de la muñeca o tobillo derecho del recién nacido para evitar que sea ojeado.
  • Cordón umbilical: se deben coger pequeños pedazos del cordón umbilical del bebé, meterlos en una bolsita y atarlos alrededor de la cuna o la ropa de este para evitarle desgracias.
  • Evangelio: es una bolsita que debe colgarse en el cuello y que contiene pequeños fragmentos impresos del Nuevo Testamento.
  • La Cruz de San Benito y la Cruz de Caravaca son unos amuletos cristianos que protegen a la persona de ser ojeada.
  • La mano de Fátima: este amuleto religioso sirve para evitar desgracias y malos deseos.
  • Caracola del mar: este amuleto debe ser llevado en el bolsillo para eliminar el mal de ojo y la magia negra.
  • Amuletos de cristal azules en forma de ojos: estos amuletos se cuelgan en las puertas o se llevan como llaveros.
  • Discos blancos con círculos azules: estos amuletos llevan el nombre de “nazars” y se cree que hacen rebotar el mal de ojo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *