Cómo echar un Mal de Ojo

Si tienes un enemigo a un rival muy fuerte al que quieras echar una maldición has llegado al lugar adecuado.

A continuación te detallamos paso a paso cómo echar un mal de ojo de verdad.

¿Qué es el mal de ojo?

El mal de ojo es una maldición con la cual una persona le transmite a otra mala suerte con tan solo mirarla.

Se han encontrado relatos acerca del mal de ojo en la biblia, en la cultura griega, en algunas obras romanas, en el Corán y en algunos escritos de Shakespeare.

Los bebés y los niños son las personas más susceptibles a tener el mal de ojo, pues su juventud e inocencia hace que sean inconscientes de este tipo de maldiciones.

¿Cómo echar un mal de ojo efectivo?

Como echar un mal de ojo

Para echar el mal de ojo con este método se deben tener sentimientos negativos hacia la otra persona y mirarla fijamente, deseándole lo peor; uno de los mejores mantras para hacer esta maldición es:

“Lucifer, rey del infierno, maestro del pecado, envía todo tu mal a (Nombre) para que se convierta en receptor de tu maldad y tu ira”

Es importante tener en cuenta que cuando se dice el mantra la persona debe mirar fijamente a la víctima, con los ojos entrecerrados y la ceja levantada.

Una vez realizado el procedimiento la persona estará afectada por el mal de ojo y tendrá mala suerte y enfermedades.

Ritual para hacer mal de ojo a un enemigo

Hay muchos métodos y rituales online para echar el mal de ojo; algunos de estos son:

Maldición con espejo

Es muy utilizado para maldecir a la pareja.

Este ritual se debe realizar preferiblemente el día lunes, martes o domingo desde las 12 de la noche; para esto se debe colocar una vela negra encendida encima de una mesa y hacer la siguiente oración: “yo quiero que (nombre completo) sufra (decir lo que le desea hacer a la víctima) que esta noche toda mi furia y odio viaje a través de este espejo”.

Es importante repetir esta oración hasta que la vela se consuma por completo; cuando el espejo se haya ahumado se debe repetir nuevamente la oración y si se dibujaron caras o palabras en él significa que la maldición está hecha, pero si el espejo se rompe significa que la víctima tiene una protección muy grande y la maldición no se puede completar.

Maldecir a alguien con una foto

Para realizar este ritual se necesitará un triángulo de metal, una campana, la foto de la víctima, agua, sal, una vela e incienso; el paso a paso a seguir es el siguiente:

  1. Cerrar la habitación, apagar la luz, poner incienso, sal y agua en algún lugar de la habitación y colocarse en el centro, con la vela encendida y el triángulo de metal enfrente, con la foto en él.
  2. Mirar la foto fijamente, pensando en lo que quiere realizar.
  3. Concentrarse plenamente en la maldición y luego de tener una sensación de cansancio, tocar la campana 3 veces para dar por terminado el proceso.

Maldición a un jefe

Para hacer este ritual se necesitarán:

  • Cenizas de carbón mineral.
  • 4 alfileres de cabeza roja.
  • Una foto de la víctima.
  • 4 velas negras.
  • Cerillas de madera.
  • Papel de plata.

El paso a paso a seguir es el que se describe a continuación:

  1. Durante una noche de tormenta entrar en una habitación y sellar a puerta con cenizas de carbón mineral.
  2. Dibujar en el centro de la habitación con cenizas de carbón mineral un círculo grande.
  3. Poner en el centro del círculo la foto de la víctima y distribuir las 4 velas de la siguiente manera: una arriba de la foto, otra al lado izquierdo, una al lado derecho y la última abajo.
  4. Encender las 4 velas con las cerillas de madera y ubicarse de rodillas con los brazos extendidos y los ojos cerrados, al tiempo que se recita la siguiente oración: “al día de hoy todos aprenderán, a no maldecir mi vida, mi espíritu ni mi ser, al día de hoy yo neutralizo el mal sobre mí y reparto esta maldición para (decir el nombre de la víctima)”, que así sea y así se cumpla”.
  5. Visualizar mentalmente a la persona durante 5 minutos.
  6. Pasados los cinco minutos, coger los 4 alfileres y clavar uno en cada vela.
  7. Salir del circulo y esperar en la habitación hasta que las velas se consuman.
  8. Antes de que las velas se consuman por completo se debe quemar la foto.
  9. Apagar las velas y poner la cera, los alfileres y las cenizas de la foto en un papel de plata.
  10. 1Llevar los restos del ritual y el papel de plata a una montaña y enterrarlo para activar definitivamente la maldición.

Una vez se concluya el ritual no hay vuelta atrás y la persona quedará maldita.

Maldición gitana para el mal de ojo

Las maldiciones gitanas son muy conocidas por ser muy fuertes, ya que se cree que pueden acompañar a la víctima durante toda la vida.

Algunas maldiciones gitanas muy conocidas son:

“Mal fin tenga tu cuerpo, permita Dios que te veas en las manos del verdugo y arrastrado como las culebras, que te mueras de hambre, que los perros te coman, que malos cuervos te saquen los ojos, que Jesucristo te mande una sarna perruna por mucho tiempo, que si eres casado tu mujer te ponga los cuernos, que mis ojitos te vean colgado de la horca y que sea yo el que te tire de los pies, y que los diablos te lleven en cuerpo y alma al infierno”.
“Que dependas de otro para cualquier movimiento y hasta tu más mínimo gesto tenga un amo impiadoso que decide por vos. Que las lágrimas se encaprichen dentro de tus ojos y aunque el dolor te acongoje no quieran caer. Pero, más que todo, que el corazón se te ensanche, que lo sientas crecer en tu pecho y no tengas más remedio que amar”.
“Que te habite el infierno, que la lluvia te esquive y tu sed sea eterna.

Que la luz no te toque, que sabiéndote ciego, la imaginación se te niegue.

Que dependas de otro para cualquier movimiento y hasta tu más mínimo gesto tenga un amo impiadoso que decide por vos.

Que las lágrimas se encaprichen dentro de tus ojos y aunque el dolor te acongoje no quieran caer.

Pero, más que todo, que el corazón se te ensanche, que lo sientas crecer en tu pecho y no tengas

más remedio que amar”.

¿Se puede echar un mal de ojo sin querer?

Hay personas que tienen tanta mala energía que tan solo con mirar una persona involuntariamente pueden ocasionarle mal de ojo; para otras personas por el contrario no es tan sencillo y deben recurrir a rituales y maldiciones para lograr su objetivo.

¿Quién puede hacer un mal de ojo?

Los seres humanos son los únicos que pueden hacer un mal de ojo, pues la mala energía que tienen se convierte en maldad y puede ser transmitida con la mirada, provocando mala suerte, desgracias y enfermedades a otras.

¿Cómo saber si alguien tiene mal de ojo?

Los síntomas que produce el mal de ojo son la manera más fácil de identificar que una persona fue victima del mal de ojo. Sin embargo, hay quienes optan por realizar rituales para estar completamente seguros de que han sido ojeados.

Algunos de los métodos más efectivos para saber si una persona está ojeada son:

Aceite de oliva y agua

Aceite y agua

Para este ritual se debe poner una gota de aceite de oliva en agua al mismo tiempo que se hace una oración; si el aceite no se disuelve es señal de que la persona está siendo víctima del mal de ojo.

Limón y azúcar

El paso a paso es el siguiente

  1. Cortar 2 limones en 4 partes.
  2. Untar la pulpa de los limones con una cucharada de azúcar en cada parte y colocar todo en un plato.
  3. Poner el plato debajo de la cama durante 3 noches seguidas.
  4. En la cuarta noche quitar el plato y si el limón se tornó de color negro significa que la persona ha sido ojeada.

Sal

En un plato poner 3 o 4 cucharadas soperas de sal y dejarlo durante la noche; si se pone de color rojo o se humedece es señal de que la persona ha sido víctima del mal de ojo.

Protegerte a ti mismo contra el mal de ojo

El mal de ojo se puede evitar usando amuletos, teniendo buenas energías y orando diariamente.

Algunas de las oraciones más eficaces para protegerse del mal de ojo son:

Oración a San Miguel Arcángel para la protección

“Espíritu del Señor, Espíritu de Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo, Santísima Trinidad, Virgen Inmaculada, ángeles, arcángeles y santos del paraíso, descended sobre mí. Fúndeme, Señor, modélame, lléname de ti, utilízame.

Expulsa de mí todas las fuerzas del mal, aniquílalas, destrúyelas, para que yo pueda estar bien y hacer el bien.

Expulsa de mí los maleficios, las brujerías, la magia negra, las misas negras, los hechizos, las ataduras, las maldiciones y el mal de ojo; la infestación diabólica y la obsesión diabólica; todo lo que es mal, pecado, envidia, celos y perfidia; la enfermedad física, psíquica, moral, espiritual y diabólica.

Quema todos estos males en el infierno, para que nunca más me toquen a mí ni a ninguna otra criatura en el mundo.

Ordeno y mando con la fuerza de Dios omnipotente, en nombre de Jesucristo Salvador, por intermedio de la virgen Inmaculada, a todos los espíritus inmundos, a todas las presencias que me molestan, que me abandonen inmediatamente, que me abandonen definitivamente y que se vayan al infierno eterno, encadenados por San Miguel arcángel, por san Gabriel, por san Rafael, por nuestros ángeles custodios, aplastados bajo el talón de la Virgen Santísima Inmaculada”.

Oración a la Virgen María contra la brujería

“Ven Virgen Pura y Bendita! ¡Ven! Virgen María Madre mía. Guerrera Poderosa contra Satanás y los espíritus inmundos que me desean atacar y vencer.

Guerrera de oración, guerrera apoyada por la Corte de Ángeles celestiales, guerrera sostenida por el Espíritu de Dios. Por la Santísima Trinidad elevada a la victoria contra el mal.

¡Ven Virgen Pura y Bendita!, Poderosa Madre del Universo, ven y guerrea junto a mi, que me siento débil y frágil.

¡Apoyo mío! Virgen Reina del Cielo, mira que me atacan, me persiguen y me sobresaltan las cosas de este mundo. Protégeme de mí mismo, de mis tendencias al pecado, a caer por las insidias del maligno.

¡Guerrea conmigo! Poderosa Virgen Inmaculada, Virgen Pura y Bendita. Colócate en cada esquina de mi casa, de mi trabajo, de mis lugares de estudio o descanso, donde me encuentre, protégeme, sé tu mi fuerte, mi muralla y refugio. Vela por mi alma y mi cuerpo, acúname y rodéame con tu Santo Rosario poderoso y vencedor. Amén”.

Oración a la armadura espiritual

“Padre Celestial, yo ahora, por la fe, pido la protección de tu armadura para que pueda permanecer firme contra Satanás y todas sus huestes, y en el Nombre el Señor Jesús vencerlas.

Me ciño el cinturón de tu verdad contra la mentira y los errores del enemigo astuto. Tomo la justicia como coraza, para proteger mi corazón de toda maldad y asegurar mi victoria.

Me coloco el calzado del celo por propagar ante todos el Evangelio de la paz y dejo la seguridad y las comodidades del mundo para anunciar la Palabra de Dios.

Y por encima de todo, tomo el escudo de la Fe, para atajar las flechas incendiarias del demonio y cerrar el camino a las dudas e incredulidades. Me coloco el yelmo de la salvación, para proteger mi mente contra toda depresión y desesperanza.

Tomo la Palabra de Dios como espada del Espíritu para cortar toda esclavitud y vencer a Satanás. Me visto con esta armadura viviendo y orando en el Espíritu sin desanimarme nunca e intercediendo a favor de todos los hermanos. Amén”.

Síntomas del mal de ojo

Sintomas del mal de ojo

Cuando una persona es víctima del mal de ojo presenta síntomas físicos y psicológicos que lo debilitan completamente para que no puedan hacer las actividades cotidianas; algunos son:

  • Irritabilidad
  • Miedo
  • Confusión
  • Depresión
  • Mareos
  • Diarrea
  • Dolor de cabeza
  • Ansiedad

Aquí detallamos más síntomas del mal de ojo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *